APROXIMACIÓN AL YACIMIENTO

EL YACIMIENTO

Sectorización del Recinto Fortificado de Alcalá de Guadaíra (plano: Enrique Domínguez).

El Recinto Fortificado de Alcalá de Guadaíra se presenta actualmente ante nosotros como uno de los principales conjuntos de arquitectura defensiva de origen medieval en el suroeste de la Península Ibérica. Este valor se manifiesta tanto en la superficie del espacio amurallado (cerca de 9 Ha) como en la envergadura de los restos conservados, cuya potente imagen paisajística es una de las principales señas de identidad local. Pero es precisamente el carácter singular del monumento defensivo el que a veces enmascara una realidad mucho más compleja, en la que pueden combinarse diferentes planos de valoración, como forma de obtener una interpretación mucho más enriquecedora y de mayor interés.

Los trabajos de investigación y documentación arqueológica realizados en el Cerro del Castillo desde la década de 1980 han permitido la identificación del amplio conjunto de estructuras de origen medieval diseminadas por su superficie, con una funcionalidad principalmente defensiva. Esta sectorización, que no solo afecta a las investigaciones arqueológicas, sino también al propio urbanismo contemporáneo y a las actuaciones de valoración y rehabilitación monumental, se concreta en los siguientes ámbitos:

 

Sector 1: Alcazabas Occidentales.
Se ubica en el extremo occidental del Cerro del Castillo, y se corresponde con el núcleo defensivo del recinto, identificable a su vez con el “Castillo” de las fuentes documentales. En su forma actual presenta un trazado amurallado de fábrica mixta (tapial, mampostería y sillería), con un total de once torres distribuidas por su perímetro. A su vez, dentro de este espacio pueden identificarse tres subsectores, articulados funcionalmente entre sí: Patio de la Sima, Patio de los Silos y Alcázar Real.

Sector 2: Santa María / Recinto de la Villa.
Se corresponde con el solar original de la Villa de Alcalá, de fundación medieval y perduración en su poblamiento hasta el s. XVII. Se extiende por la meseta superior del Cerro, en torno a la iglesia de Santa María del Águila, de ahí su denominación histórica como “collación de Santa María”. Presenta amurallamiento en sus flancos norte y sur, y dos accesos, la puerta de San Miguel al suroeste y la de Santa María (alcazaba de la Torre Mocha) al este.

Sector 3: Alcazaba de la Torre Mocha.
Constituye de hecho un reducto poliorcético asociado a la custodia de la Puerta de Santa María. Se ubica en el extremo oriental del Cerro del Castillo, enlazando con el camino histórico de acceso desde el “arrecife” (actuales calle Orellana / Herreros y enlace con la carretera a Sevilla).

Sector 4: San Miguel / Arrabal.
Resulta del crecimiento extramuros a partir de Santa María sobre la ladera suroeste del Cerro, y su posterior amurallamiento durante la Baja Edad Media, incorporando la totalidad de este espacio hasta la ribera del Guadaíra. Este amurallamiento, independiente de las trazas del recinto superior (sectores 1 a 3), se asocia a un sistema de corachas que permiten la compartimentación del espacio amurallado, con dos accesos desde el exterior, la Puerta de la Barqueta, en el flanco meridional y adyacente al río Guadaíra, y el Arco de San Miguel, custodiando la subida desde el camino perimetral que bordea la ladera meridional del Cerro (consolidado en la actual calle San Fernando).

Ruinas del Castillo de Alcalá de Guadaíra, litografía de Genaro Pérez Villaamil (1842, originalmente publicado en España Artística y Monumental).
Sectores de las Alcazabas Occidentales (plano: Enrique Domínguez).
Excavación del muro medianero del Patio de los Silos (campaña de 1988; imagen: Rafael Fernández / Manuel Vera).

Sobre la investigación del yacimiento, los primeros trabajos arrancan con obras clásicas como el Compendio de Pedro León Serrano (1705) o las Memorias Históricas de Leandro José de Flores, combinados durante el s. XIX con el protagonismo del Castillo de Alcalá en la pintura de paisajes y en los relatos de viajeros nacionales y extranjeros como Richard Ford o Washington Irving. Este interés se tradujo en la declaración del Castillo como monumento en 1924, así como en diversos estudios como los de Leopoldo Torres Balbás.

Los primeros pasos en la investigación arqueológica del Cerro del Castillo lo constituyen las dos Campañas de documentación dirigidas a finales de la década de 1980 por Magdalena Valor, de la Universidad de Sevilla. El aspecto más interesante de esta investigación radicó precisamente en el comienzo de la elaboración de una planimetría precisa del Castillo, hasta ese momento inexistente. Igualmente se realizó una sectorización preliminar del complejo, que reconocía dos ámbitos, el “Castillo o alcázar” y la “Fortaleza de Santa María del Águila”. Asimismo se realiza una primera aproximación con criterios arqueológicos a la interpretación histórica del recinto.

No es hasta 1988 cuando se realiza propiamente la primera intervención arqueológica en el Castillo, a cargo de Rafael Fernández Ruiz y Manuel Vera Reina. Por primera vez se intervenía arqueológicamente en el Castillo de Alcalá, con el valor añadido de que la intervención se planteaba como una acción de apoyo a la restauración emprendida por la Junta de Andalucía.

Trabajos de limpieza del baño almohade del Patio dela Sima (campaña 2009; imagen: Enrique Domínguez).

La investigación arqueológica iniciada en 1988 se completó con una nueva y mayor Intervención realizada en 1989 bajo la dirección de los arqueólogos Florentino Pozo y Miguel Ángel Tabales. De la envergadura de esta Intervención da idea el número de sondeos arqueológicos realizados (sesenta), así como la gran cantidad de información recogida. Como resultados más innovadores cabe destacar la primera aproximación al poblamiento premedieval del yacimiento, así como la sectorización y propuesta evolutiva de buena parte del recinto medieval.

Sondeo realizado sobre el frente interior de la muralla norte de la Villa (campaña 1999-2000; imagen: Enrique Domínguez).

A partir del año 1997 es la iniciativa municipal la que retoma la intervención sobre ámbito monumental del Cerro del Castillo. Comienzan diversas actuaciones tendentes a la restauración y puesta en valor de las Alcazabas Occidentales, que culminan con una primera campaña arqueológica de seguimiento de obras de conservación en diversas torres del recinto, bajo la dirección de Florentino Pozo, y posteriormente la primera campaña de investigación extensiva del Patio de la Sima y del lienzo norte de la Muralla de la Villa, bajo la dirección de Enrique Luis Domínguez. Estas últimas intervenciones marcan un cambio en los planteamientos previos sobre el yacimiento, puesto que a partir de ese momento y hasta la actualidad, la política municipal contempla que la investigación arqueológica ha de ser previa a cualquier proyecto de obra. Nos hallamos por tanto en una fase de Arqueología como apoyo a la restauración y puesta en valor del BIC, combinada con un enfoque sistemático plasmado entre los años 2003 y 2008 en la redacción y aplicación del Plan ALMENA, un documento encaminado precisamente a sistematizar las actuaciones de investigación y conservación del área monumental del yacimiento.

Al amparo del Plan ALMENA se realizan las actuaciones de rehabilitación de la Muralla Norte de la Villa (2003-2004), primeros trabajos para la adecuación del antiguo depósito de aguas de Santa María como Centro de Interpretación (2004), urbanización del acceso a las Alcazabas Occidentales y entorno de la Puerta de San Miguel (2008-2009), rehabilitación del frente norte del Patio de los Silos (2009-2010) y rehabilitación del Patio de la Sima (2009-2010).

En todas estas actuaciones, la investigación arqueológica se ha realizado de manera preliminar o como complemento a la rehabilitación en aquellos espacios previamente analizados e interpretados. Lo cual ha permitido no solo incorporar el conocimiento arqueológico en los proyectos de rehabilitación, sino sobre todo disponer de un conocimiento en profundidad de aquellos sectores en los que se ha planificado la intervención.

Hasta la fecha, el último episodio de investigación arqueológica en el Cerro del Castillo lo constituyen las actuaciones de control de las obras realizadas dentro del Plan URBAN Alcalá de Guadaíra. En su mayor parte se trata de intervenciones sobre infraestructuras del barrio de San Miguel, con escasa repercusión en cuanto a nuestro conocimiento arqueológico del yacimiento. Pero la propia presencia de la Arqueología en esta iniciativa demuestra cómo se ha insertado esta disciplina en el desarrollo administrativo de obras y proyectos en el ámbito del Cerro del Castillo. Una dinámica que no siempre ha sido sencilla, pero que reporta amplios beneficios, tanto desde el punto de vista de la planificación de actuaciones como en cuanto al perfeccionamiento de nuestro conocimiento sobre la evolución histórica del yacimiento.

AÑODIRECCIÓNSECTORES / ÁMBITOS INTERVENIDOS
1986Magdalena Valor PiechottaPuerta de San Miguel
1986Magdalena Valor PiechottaMuralla Sur de la Villa
1987Magdalena Valor PiechottaDocumentación gráfica
1988Rafael Fernández Ruiz / Manuel Vera ReinaPatio de los Silos
1988Rafael Fernández Ruiz / Manuel Vera ReinaMuralla Sur de la Villa
1988Rafael Fernández Ruiz / Manuel Vera ReinaTorre Mocha
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezPatio de los Silos
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezPatio de la Sima
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezAlcázar Real
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezPuerta de San Miguel
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezMuralla Norte de la Villa
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezEntorno de Santa María
1989Florentino Pozo Blázquez / Miguel Ángel Tabales RodríguezTorre Mocha
1998Florentino Pozo BlázquezPatio de los Silos
1989Florentino Pozo BlázquezPatio de la Sima
1989Florentino Pozo BlázquezAlcázar Real
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoPatio de la Sima
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoMuralla Norte de la Villa
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoRecinto de la Villa (Santa María)
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoPatio de la Sima
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoPatio de los Silos
1999/2000Enrique Luis Domínguez BerenjenoPuerta de San Miguel
2015Enrique Luis Domínguez BerenjenoPatio de los Silos
2015Enrique Luis Domínguez BerenjenoArrabal de San Miguel
2015Enrique Luis Domínguez BerenjenoArco de San Miguel
2015Enrique Luis Domínguez BerenjenoMuralla Sur de la Villa

logos_ayunt